loader image

RETENCIONES A LOS TRABAJADORES

RETENCIONES A LOS TRABAJADORES
RETENCIONES A LOS TRABAJADORES

Las retenciones a trabajadores son cantidades de dinero que se deducen del salario bruto de un trabajador para cubrir impuestos y contribuciones a la Seguridad Social antes de que el empleado reciba su sueldo neto.

En España, las retenciones a trabajadores están reguladas por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El IRPF es un impuesto progresivo, lo que significa que cuanto mayor sea la renta del trabajador, mayor será la retención.

El tipo de retención a aplicar se calcula en función de la situación personal y familiar del trabajador, así como de su salario bruto. Para calcular el tipo de retención, la empresa debe utilizar el programa de cálculo de retenciones de la Agencia Tributaria.

Las retenciones a trabajadores se ingresan en la Agencia Tributaria a través del modelo 111. Este modelo se presenta trimestralmente, y en él se debe informar de las retenciones practicadas a cada trabajador.

Tipos de retenciones

Las retenciones a trabajadores se pueden dividir en dos tipos:

  • Retenciones del IRPF: Estas retenciones se destinan a financiar el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.
  • Retenciones a la Seguridad Social: Estas retenciones se destinan a financiar la Seguridad Social, que es el sistema público de pensiones, desempleo, salud y asistencia social.

Retenciones del IRPF

Las retenciones del IRPF se aplican a todos los trabajadores, independientemente de su situación laboral. El tipo de retención a aplicar se calcula en función de la situación personal y familiar del trabajador, así como de su salario bruto.

Para calcular el tipo de retención, la empresa debe utilizar el programa de cálculo de retenciones de la Agencia Tributaria. Este programa tiene en cuenta los siguientes factores:

  • El estado civil del trabajador: Los trabajadores casados o que conviven en pareja tienen un tipo de retención menor que los trabajadores solteros.
  • El número de hijos del trabajador: Los trabajadores con hijos tienen un tipo de retención menor que los trabajadores sin hijos.
  • El salario bruto del trabajador: Cuanto mayor sea el salario bruto del trabajador, mayor será la retención.

Retenciones a la Seguridad Social

Las retenciones a la Seguridad Social se aplican a todos los trabajadores, independientemente de su situación laboral. El tipo de retención a aplicar se calcula en función del salario bruto del trabajador.

Las retenciones a la Seguridad Social se destinan a financiar los siguientes conceptos:

  • Pensiones: La Seguridad Social es el sistema público de pensiones de España. Las retenciones a la Seguridad Social se destinan a financiar las pensiones de jubilación, viudedad, orfandad, invalidez y supervivencia.
  • Desempleo: La Seguridad Social también gestiona el sistema de desempleo de España. Las retenciones a la Seguridad Social se destinan a financiar las prestaciones por desempleo.
  • Salud: La Seguridad Social también gestiona el sistema público de salud de España. Las retenciones a la Seguridad Social se destinan a financiar la atención sanitaria de los trabajadores.
  • Asistencia social: La Seguridad Social también gestiona el sistema de asistencia social de España. Las retenciones a la Seguridad Social se destinan a financiar ayudas a personas con necesidades especiales.

Cómo modificar las retenciones

Los trabajadores pueden modificar sus retenciones en cualquier momento. Para ello, deben presentar un modelo 145 a la empresa en la que trabajan.

El modelo 145 se puede presentar de forma presencial en una oficina de la Agencia Tributaria, o de forma telemática a través de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria.

En el modelo 145, el trabajador debe indicar el nuevo tipo de retención que desea aplicar. La empresa debe aplicar el nuevo tipo de retención a partir del mes siguiente a la presentación del modelo.

Retenciones en la nómina

Las retenciones a trabajadores se reflejan en la nómina del trabajador. En la nómina, las retenciones se muestran como una deducción del salario bruto.

El trabajador debe conservar la nómina para poder presentarla en la declaración de la renta. En enero se debe calcular el tipo de retención por IRPF aplicable a sus trabajadores.

No obstante, a efectos de determinar el tipo de retención aplicable a cada uno de sus empleados, debe tener en cuenta la totalidad de las retribuciones que tenga previsto satisfacerles tanto las fijas como las variables y sus circunstancias personales:

  • La retribuciones previsibles. En caso de que existan retribuciones variables. (Bonus, incentivos por productividad, horas extras…), compute al menos las satisfechas durante el año anterior, salvo que concurran circunstancias que permitan acreditar que este año van a ser de importe inferior. También deberá tener en cuenta las retribuciones en especie previstas.
  • Las circunstancias personales. También deberá tener en cuenta las circunstancias personales y familiares de su trabajador número de hijos, si su cónyuge percibe rentas, si satisfacen pensiones compensatorias, etc. Según la información que éste le haya facilitado a través del modelo 145. Este modelo debe cumplimentarse al inicio de la relación laboral, y a partir de entonces es el trabajador quien debe comunicar los cambios de circunstancias. No obstante, es conveniente que en enero de cada año vuelva a ofrecer a sus empleados la posibilidad de rellenar un nuevo modelo 145 informando de los cambios producidos en el año anterior y que todavía no hayan comunicado.

Espero que haya sido de ayuda este post sobre las retenciones a los trabajadores. Para ver más visita nuestras noticias de actualidad.

¡Comparte esta noticia!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on linkedin

¿Te gusta nuestro blog?

¡Descubre los secretos del mercado inmobiliario!

Suscríbete ahora y sé el primero en conocer las mejores oportunidades y tendencias del sector.